COLOMBIA
Inicio
Menu

La construcción de memoria previene conflictos futuros: Colombia transita hacia la reconciliación

La construcción de memoria previene conflictos futuros: Colombia transita hacia la reconciliación

El Sistema de las Naciones Unidas en Colombia celebra la instalación de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, Convivencia y la No Repetición. Esta comisión está conformada por un grupo de 11 mujeres y hombres que se enfrentarán al gran reto de contribuir al esclarecimiento de los hechos ocurridos durante el conflicto, el reconocimiento voluntario de responsabilidades y la promoción de la convivencia en el país. Con este esfuerzo, Colombia tiene la oportunidad única de avanzar hacia la reconciliación y dignificación de las víctimas, con el firme propósito de que nunca nadie más tenga que vivir los flagelos de la violencia.

 

Encarar el pasado, comprender sus causas y consecuencias es fundamental para la consolidación de la paz. La superación del negacionismo, el establecimiento de responsabilidades colectivas por las violaciones masivas a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario garantizan de manera efectiva los derechos de las víctimas y de la sociedad. Contar y reconocer las historias del sinsentido de la guerra tiene una función humanizadora que restaura la condición ciudadana de las víctimas; ayuda a generar empatía, para que se incremente el rechazo hacia cualquier expresión de violencia.

 

Estamos convencidos de que el invaluable trabajo de la Comisión se basa en un profundo sentido ético que favorece la reconstrucción de confianzas y los procesos de reconciliación. La reconstrucción de la verdad contribuye a las garantías de no repetición. Esta labor está despojada de un ánimo vindicatorio y permite a la sociedad reconocer la dimensión y los impactos del conflicto. Es una forma de reparar y darle voz a las víctimas, especialmente aquellas que fueron invisibilizados por la violencia: las mujeres, los pueblos indígenas y comunidades afrocolombianas, los niños y las niñas, que sufrieron los efectos de la guerra de manera desproporcionada.

 

Las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas en Colombia se suman firmemente al espíritu nacional de una Colombia que supere el sufrimiento y las heridas del conflicto. La recuperación de la memoria construye ciudadanía inclusiva y hace que los colombianos se reconozcan en las múltiples verdades que tiene este país. El derecho inalienable e imprescriptible a saber proporciona una salvaguardia fundamental contra la repetición de los hechos.

 

Confiamos en que por medio de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, Convivencia y la No Repetición se crearán las condiciones para restablecer nuevos lazos de confianza entre la población que permitan transitar hacia un país reconciliado.