COLOMBIA
Inicio
Menu

Mi historia de vida: descubriendo el poder de ser mujer

Mi historia de vida: descubriendo el poder de ser mujer

Por: María Camila Vanegas

Hola, mi nombre es María Camila Vanegas Ramírez, tengo 15 años de edad, curso el grado décimo en la Normal Superior de Belalcázar, vivo en el municipio de Páez, en donde la gente es amable, emprendedora y nos caracterizamos por ser un municipio pluri étnico y cultural.

Desde hace 3 años mi vida a dado un vuelco radical en un sentido muy positivo, ahora soy una adolescente más activa, espontánea, que se atreve a cruzar y a tumbar obstáculos. Desde que UNICEF llegó a mi vida y a nuestro municipio, las adolescentes hemos logrado alzar nuestra voz y hacer valer nuestras opiniones.

Las mujeres hemos comprendido que no debemos ser minorizadas, pisoteadas ni excluidas, algunas de nosotras hemos descubierto todas aquellas capacidades que nos hacen únicas y especiales, como en mi caso lo es el liderazgo y a través de este y mi iniciativa he logrado motivar a otras adolecentes como yo a que hagan parte de procesos de participación, como la Mesa de Participación de Niños, Niñas y Adolescentes y mujeres Jóvenes del municipio de Páez de la que hago parte.

Gracias al liderazgo y al compromiso también he ganado espacios de participación y toma de decisiones en la administración municipal para la realización de proyectos y programación de actividades en bien de la niñez y la juventud.

Otra de mis acciones realizadas ha sido la difusión de todas aquellas experiencias vividas en el marco de la mujer y la equidad de género en espacios como la emisora, el colegio y otros espacios públicos. Así mismo UNICEF me ha brindado la oportunidad de enriquecerme en conocimiento con todos aquellos encuentros en donde he conocido mujeres que militan por los derechos de las niñas, jóvenes y adolescentes que me dan fuerzas y me motivan a continuar en este lindo proceso, convirtiéndome en una mujer empoderada y segura de sí misma, con ganas y fuerzas para seguir trabajando en pro de la defensa de los derechos de las mujeres.

De igual manera mis compañeras y compañeros hemos logrado transformar pensamientos que han erradicado tabúes como: “La mujer es débil, no es capaz, y necesita de hombre” que hacen ver cómo menos a la mujer. Estas acciones han permitido posicionar a las mujeres iniciando por las jóvenes como en el colegio en donde por segundo año consecutivo hemos alcanzado postular a contraloría y personería estudiantil a jóvenes que han realizado inmensas labores demostrando que las mujeres somos capaces de liderar grandes procesos. Como lo afirma la famosa frase de Angelina Jolie: “Cuando las mujeres tenemos poder, mejoramos inmensamente las vidas de todos lo que están a nuestro alrededor”.