COLOMBIA
Inicio
Menu

Acción Humanitaria y Protección

Acción Humanitaria y Protección

©UNICEF Colombia/2014/Paola Andrea Suesca.

Protección infantil en Colombia

UNICEF busca fortalecer las capacidades de niños, niñas y adolescentes de instituciones públicas, autoridades locales y actores comunitarios para crear y mantener entornos de protección en el contexto del conflicto armado.

Algunas niñas y niños son particularmente vulnerables debido a su género, raza, origen étnico o estatus socioeconómico. Los niveles más altos de vulnerabilidad están a menudo relacionados con los niños con discapacidad o que se han quedado huérfanos, los indígenas, los que proceden de minorías étnicas y otros grupos marginados.

Otros riesgos para los niños son vivir y trabajar en las calles, vivir en instituciones y centros de detención, y vivir en comunidades donde impera la desigualdad, el desempleo y la pobreza.

Los desastres naturales, los conflictos armados y el desplazamiento pueden exponer a los niños a otros riesgos. Los niños refugiados, internamente desplazados y los migrantes no acompañados son también las poblaciones que despiertan preocupación. La vulnerabilidad también está asociada con la edad, ya que los niños más pequeños corren un mayor riesgo de sufrir ciertos tipos de violencia y los riesgos difieren a medida que se hacen mayores.

La violencia, la explotación y el abuso provienen a menudo de personas que el niño conoce, incluyendo los padres y madres, otros familiares, cuidadores, maestros, empleadores, autoridades policiales, agentes estatales y no estatales, y otros niños. Sólo una pequeña proporción de los actos de violencia, explotación y abuso se denuncian e investigan, y un escaso número de quienes cometen estos actos rinden cuentas por ellos.

La violencia, la explotación y los abusos se producen en los hogares, las familias, las escuelas, los sistemas de atención y de justicia, los lugares de trabajo y las comunidades en todos los contextos, incluyendo los que se derivan de los conflictos y los desastres naturales.

Muchos niños están expuestos a diversas formas de violencia, explotación y abuso, incluido el abuso y la explotación sexuales, la violencia armada, la trata, el trabajo infantil, la violencia de género, el acoso físico (véase Too often in silence, UNICEF, 2010), el acoso cibernético, la violencia de las pandillas, la mutilación/ablación genital femenina, el matrimonio infantil, la disciplina infantil física y emocional, y otras prácticas nocivas.

Hay pruebas importantes que indican que la violencia, la explotación y el abuso podrían afectar la salud física y mental del niño a corto y largo plazo, influyendo en su capacidad para aprender y socializar, e influir en su transición hacia la edad adulta con consecuencias adversas en la vida.

Protección infantil en Colombia

UNICEF concentra su labor en el fortalecimiento de las capacidades de los niños, niñas y adolescentes, de instituciones públicas, autoridades locales y actores comunitarios para crear y mantener entornos de protección que los alejen de la violencia y malos tratos.

UNICEF, en conjunto con sus socios implementadores y aliados institucionales, de la sociedad civil, del sector privado, la academia y la cooperación internacional, continúan trabajando directamente con niños, adolescentes, sus familias, los maestros y las comunidades en los proyectos de prevención de la violencia, en los 5 departamentos priorizados (Cauca, Córdoba, Chocó, La Guajira y Putumayo) y en otros departamentos para temas puntuales (Antioquía, Arauca, Meta, Nariño y Norte de Santander).

Además, UNICEF sigue brindando apoyo técnico y financiero a la Secretaría Técnica de la Comisión Intersectorial para la prevención del reclutamiento, utilización y violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes por grupos organizados al margen de la ley, para la adecuada regionalización de la política nacional de prevención del reclutamiento.

Durante este período, UNICEF ha implementado el modelo de construcción de entornos protectores para la prevención del reclutamiento en los departamentos de Sucre, Córdoba, Chocó, Antioquia, Cauca, Nariño, Putumayo y Meta. Esta implementación se ha dado a partir de proyectos locales de prevención del reclutamiento, con aliados territoriales, y apoyando iniciativas del nivel nacional, fortaleciendo las capacidades de niños y adolescentes, sus familias y comunidades, de las zonas con mayor afectación por conflicto armado de los mencionados departamentos.

En 2014 un total de 50,499 niños, adolescentes y jóvenes, recibieron herramientas y conocimientos que les han permitido, a los y las participantes, identificar y promover habilidades para que construyan proyectos de vida alejados de la violencia.

Durante 2014 UNICEF elaboró un sistema de Monitoreo y Evaluación para conocer el cambio de comportamiento de los niños, sus familias y la comunidad generados por la intervención de UNICEF

Esto permitió conocer la situación o factores de riesgo frente al reclutamiento y la manera en que se modificaron las percepciones relativas a la vinculación a actividades ilegales, grupos armados y en general actitudes violentas.

La construcción de alianzas con entidades nacionales y territoriales como Colombia Joven, gobernaciones y alcaldías y algunas organizaciones sociales locales permitió ampliar la cobertura e impacto de las intervenciones, superando incluso la meta prevista.

UNICEF, buscando la sostenibilidad de los procesos y la réplica del modelo de entornos protectores realizó transferencias metodológicas a entes territoriales como: Alcaldías de Pasto, San José del Guaviare, Villavicencio, Quibdó, Istmina y Tierralta en Córdoba, gobernaciones del Meta, Cauca y Putumayo, Unidad de Víctimas, ICBF y entidades no gubernamentales como: Terres des Hommes, Corporación Lenguaje Ciudadano, Cedavida, Reconciliación Colombia, entre otros.

A nivel nacional, en conjunto con el ICBF, se realizó un proceso de revisión y ajuste técnico del Programa Especializado de atención a niñez desvinculada de grupos armados ilegales. Los nuevos lineamientos, con los que ahora cuenta el ICBF, están orientados, entre otros, por un enfoque diferencial (étnico y de género) y establecen niveles de cualificación en las modalidades de atención, un presupuesto acorde con esa cualificación y un escenario financiero ante una eventual desvinculación masiva de niñas, niños y adolescentes de grupos armados ilegales, producto de los avances en los diálogos de paz que actualmente se adelantan con las FARC – EP. En la actualidad la nueva dirección del ICBF está ajustando y actualizando estos lineamientos, a partir del trabajo realizado por UNICEF.

Dentro de esta revisión, UNICEF también ha apoyado al ICBF en diseñar un plan de contingencia contra la potencial desmovilización (masiva o frecuente) que pudiera esperarse de las actuales conversaciones de paz en La Habana entre las FARC-EP y el gobierno nacional.

En coherencia con la coyuntura del país, apoyando iniciativas nacionales, con el Programa Presidencial Colombia Joven, se construyeron y desarrollaron plataformas, metodologías y contenidos para que adolescentes y jóvenes conocieran, aprendieran y aplicaran conocimientos específicos y crearán iniciativas para la construcción de paz en sus territorios. Se destaca: Golombiao, el Diplomado Paz a Tiempo y el proceso de sensibilización Paz a la Joven, lo que permitió sensibilizar y formar a más de 20,000 jóvenes sobre cómo construir convivencia y paz desde sus realidad y cotidianidad.

Específicamente con el Diplomado PAZ A TIEMPO se logró  la participación y empoderamiento de más de 3,500 adolescentes y jóvenes de los 32 departamentos del país que hoy están en capacidad de replicar actividades sobre ciudadanía juvenil y participación política, derechos y construcción de paz, análisis  de los conflictos y violencias en Colombia  y nociones de paz, iniciativas juveniles para la construcción de paz, desaprendizaje de la violencia y reconciliación y post conflicto. Al final del proceso de Diplomado se identificaron 900 iniciativas juveniles de construcción de paz  en concordancia con los contenidos del Diplomado

UNICEF sigue implementando un programa de formación en derechos humanos y derecho internacional humanitario con enfoque en niñez para las Fuerzas Militares que está en proceso de transferencia a la institucionalidad.

En lo relacionado con la Acción Integral contra Minas se ha avanzado, con base en los modelos de Educación en el Riesgo de Minas (ERM) para situaciones de emergencia y ERM para ámbitos educativos que han sido construidos con la DAICHA, en el fortalecimiento de capacidades locales a través de las formación de voluntarios comunitarios y docentes como multiplicadores de mensajes de prevención, involucrando los entornos familiares, educativos, comunitarios e institucionales.

En esa misma línea, se han desarrollado actividades de ERM en lugares de alto riesgo por MAP/MUSE/AEI, brindando herramientas de protección y mecanismos de seguridad a niñas, niños y adolescentes y sus familias que transitan espacios con presencia de artefactos explosivos.

UNICEF ha mejorado sus mecanismos de coordinación con ONGs nacionales e internacionales y con el PNUD para que los sobrevivientes y sus familias tengan asistencia integral en el marco de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448). Se sigue trabajando a nivel departamental en el fortalecimiento de capacidades para la Acción Integral Contra Minas en el marco del CONPES 3567 y la Ley 1448.

También se continua dando apoyo a procesos institucionales y comunitarios (a nivel nacional y local) para la construcción de paz y reconciliación (v.gr. Pol. Nal. De Reconciliación; Diplomado Jóvenes y construcción de paz; asistencia técnica a mesas regionales en el marco del proceso de paz; Programa ajustado de atención a niñez desvinculada).

Por último, en el contexto actual de diálogo para la finalización del conflicto armado en Colombia, se sigue apoyando a las instituciones de gobierno del nivel nacional y territorial, así como a los niños, niñas y adolescentes y sus comunidades, en los temas de educación para la paz, reconciliación, atención psicosocial y habilidades para la vida en la preparación para u n nuevo escenario de post-conflicto y construcción de paz.