COLOMBIA
Inicio
Menu

Alcaldes, gobernadores y autoridades étnicas firmaron el Pacto por la no violencia contra la niñez

Alcaldes, gobernadores y autoridades étnicas firmaron el Pacto por la no violencia contra la niñez

Bogotá, D. C., 12 de diciembre 2017. Alcaldes y autoridades étnicas, entre indígenas y afrocolombianas, firmaron el Pacto por la no violencia contra la niñez, como parte de la estrategia Territorios Amigos de la Niñez (TAN), de la cual además se hizo pública la imagen oficial.

 

El evento se realizó hoy 12 de diciembre y contó con la participación de la Directora General del ICBF, Karen Abudinen; el Director del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF), Pedro Quijano; el Representante de UNICEF Colombia, Roberto De Bernardi, y la Directora de Save the Children Colombia, María Paula Martínez, además de cerca de 200 representantes de diferentes instancias de gobierno y organizaciones de la sociedad civil.

 

Se trata de un acto simbólico donde las autoridades territoriales del país se proponen “unir esfuerzos y voluntades para eliminar todas las formas de violencia contra niñas, niños y adolescentes, en el marco de la estrategia Territorios Amigos de la Niñez (TAN)”, dice el documento, en el que además se plantean compromisos específicos para mejorar la articulación interinstitucional, capacitar a funcionarios, abrir espacios de participación para niños, niñas y adolescentes, y fortalecer la corresponsabilidad con la familia, la empresa privada, las escuelas y la comunidad como garantes de los derechos y la felicidad de la niñez de todos los rincones del país.

 

Luis Enrique Mena, Alcalde de Ríosucio (Chocó) afirmó que “para nosotros es muy importante este Pacto porque estamos pensando primero que todo en la niñez. La idea es aprovechar para que cambiemos los círculos de violencia que durante años han afectado a nuestros municipios y a nuestras familias, de forma que no se repitan con nuestros niños y niñas. Ahora el siguiente paso será articular con el departamento y la Nación porque esto no se puede quedar en el papel”.

 

En el Pacto, las autoridades étnicas y los gobiernos territoriales afirman que “no solo seremos veedores de la garantía de los derechos de niños, niñas y adolescentes, sino que jamás ejerceremos violencias contra ellos, ni permitiremos que otros lo hagan. El silencio es cómplice y los gobiernos territoriales sumamos nuestra voluntad para evitarlo y renunciamos a las excusas, a los pretextos y a la indiferencia”.

 

Ante lo cual la Directora General del ICBF, Karen Abudinen, manifestó que “vamos a trabajar por los niños y niñas porque cada día 67 menores de edad sufren maltrato. No podemos permitir que esto siga ocurriendo y la única manera es involucrando a los padres de familia y sobretodo incidiendo en las políticas públicas y sociales para que nuestros niños tengan bienestar. En este sentido, la firma de este Pacto resulta fundamental para impulsar la corresponsabilidad entre familia, sociedad, escuelas y Estado”.

 

Un Territorio Amigo de la Niñez es aquel donde todos y cada uno de los niños, niñas y adolescentes son queridos, cuidados y protegidos por la familia, la comunidad y el Estado,  quienes los reconocen como el centro de sus prioridades, para garantizar su pleno desarrollo y felicidad. En palabras de Ángela Isabel Vivas, quien tiene 12 años y vive en Suárez (Cauca), “un Territorio Amigo de la Niñez es un lugar nos toman en cuenta para participar, donde nos cumplan nuestros derechos y además podamos vivir sin violencia y con paz, tranquilidad y libertad”.

 

Según el Representante de UNICEF Colombia los Territorios Amigos de la Niñez (TAN) son aquellos “que protegen integralmente a la niñez haciendo efectivos sus derechos, y deben no solo conocer, planear y gestionar adecuadamente soluciones estructurales que afecten positivamente el desarrollo los niños, niñas y adolescentes, sino que además deben gestionar los riesgos que puedan afectarlos o excluirlos, en conjunto con los distintos actores de la comunidad”.

 

Por su parte, la Directora de Save the Children Colombia, María Paula Martínez, concluyó que lo “más importante de este Pacto es que tiene carácter territorial y que lo hemos firmado con los gobiernos municipales y las autoridades étnicas de las comunidades más vulnerables y donde la niñez corre mayor peligro. El gran reto ahora será hacer un ejercicio de monitoreo, seguimiento t acompañamiento para que los compromisos del Pacto impacten positivamente sobre cada niño, niña y adolescente del país”.

 

La estrategia de Territorios Amigos de la Niñez, inspirada en el modelo global de UNICEF llamado Ciudades Amigas de la Infancia, es posible gracias al Convenio para el Fortalecimiento al Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF), implementado entre el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Save the Children Colombia, con la participación de la Comisión Intersectorial para la Primera Infancia (CIPI).